Le negaron el pasaje gratuito

CIUDAD DEL ESTE. Un ciudadano no vidente denunció que guardas de la empresa La Santaniana le negaron el pasaje gratis a quien lo acompañaba, lo estipulado por Ley y que, luego, al pedir intervención a la Dinatran, el funcionario no quiso multar.

Los afectados por la acusación, entretanto, dijeron que en principio hubo un error que luego intentaron compensar, pero el usuario, de manera prepotente, se negó a viajar con ellos.

Óscar Torres, de 30 años, no vidente, contó que el miércoles, alrededor de las 16:00, fue hasta la Terminal de Ómnibus de Ciudad del Este con su acompañante, Ramón Ibáñez, con intención de viajar a Coronel Oviedo.

La Ley 3365/07 exonera a las personas con discapacidad visual del pasaje en el transporte terrestre y señala que la gratuidad del mismo también incluye al acompañante. Para acceder a este beneficio, los beneficiarios deben exhibir el carnet expedido por la Secretaría Nacional Por los Derechos Humanos de las Personas con Discapacidad (Senadis).

“Nos acercamos a la ventanilla de La Santaniana y exhibí mi carnet, pidiendo dos pasajes gratis. Me dijeron que vaya a la plataforma seis”, relató Torres.

En un video filmado por el denunciante se escucha cuando el guarda le dice que sí tiene un espacio libre para él, pero que al acompañante le va a tener que cobrar porque está lloviendo y está fea la situación.

Posteriormente, el guarda la explica a Torres, en el video, que la gente reserva los asientos con anticipación y que por ello debe ir a la boletería a pedir el pasaje especial para poder viajar. Entonces, Ibáñez explica que ya fueron a la boletería y que de ahí lo derivaron a la plataforma y que no saben adónde ir.

En estas circunstancias, luego de discusiones, los denunciantes llamaron al funcionario de la Dirección Nacional de Transporte (Dinatran), Miguel Fernández. “Pero el guarda le llamó por teléfono mientras venía y, en vez de tomarme la denuncia a mí, habló directamente con él. Yo le reclamé y pedí que se aplique una multa a la empresa, pero no quiso y ni acta labró de lo ocurrido”, indicó Torres.

Aseveró que finalmente aceptaron llevarlo a él y su acompañante en La Santaniana, pero él se negó, “porque cuando te llevan así, durante el viaje te maltratan”.

El denunciante dijo que en un colectivo de la empresa Sol del Paraguay también se negaron a recibir a su acompañante hasta que se dieron cuenta de que él estaba filmando y entonces los dejaron pasar. Más tarde abordó otro ómnibus, de otra empresa, en el cual no tuvo problemas.

Recordó que las normas establecen que en los colectivos, los dos asientos de adelante no se pueden vender, sino que tienen que estar reservados para personas con discapacidad, pero que eso no siempre ocurre.

Por su parte, el funcionario de Dinatran, Miguel Fernández, dijo que no labró acta ni tramitó una multa para La Santaniana porque no había pruebas de que hayan cobrado el pasaje al denunciante. Afirmó que al conversar con los responsables de la firma se aclaró que había sido un error del guarda y se dispusieron a llevar a Torres e Ibáñez hasta Coronel Oviedo, pero que el ciudadano no vidente se negó a hacerlo.

El responsable de La Santaniana en la Terminal, Blas Zabaini, dijo que fue un error del guarda pretender cobrar el pasaje al acompañante, pero que luego intentaron reparar la equivocación, lo cual no fue posible porque Torres comenzó a gritarles de manera prepotente.

“No por ser ciego debe faltar el respeto. Él vociferó de un modo que no corresponde. Acá no se le maltrató, no se le ofendió. Hubo una equivocación del guarda que intentamos reparar, pero él no quiso aceptar”, indicó.

Comparte en tu muro