VIOLACIONES DE DERECHOS HUMANOS Y VIOLENCIA EN VENEZUELA.

Un informe de la ONU documenta “exhaustivas” violaciones de derechos humanos y un uso excesivo de la fuerza “generalizado y constante” contra los manifestantes por parte de los cuerpos de seguridad de Venezuela.

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH) ha apuntado hoy a posibles ejecuciones extrajudiciales y a varios casos de desapariciones forzadas durante las protestas antigubernamentales, que estallaron tras la decisión del Supremo de anular la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

Las acciones de las fuerzas de seguridad evidencian “una política para reprimir la disidencia política e infundir miedo”, según la ACNUDH, que pide al Gobierno de Nicolás Maduro que libere a los manifestantes detenidos arbitrariamente y que ponga fin al empleo de tribunales militares para juzgar a civiles.

Ayer, la Asamblea Nacional Constituyente aprobó un decreto para someter a juicio por “traición a la patria” a los líderes opositores que han apoyado la imposición de sanciones económicas por parte de EEUU.

“Con el paso del tiempo, hemos visto la erosión de la democracia en Venezuela y lo que está ocurriendo aumenta la impresión de que se está exprimiendo lo que queda de vida democrática.

La democracia está apenas viva, si es que sigue viva”, ha comentado hoy el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, durante la presentación del informe.

En cuanto al uso de armas contra los manifestantes, “la ACNUDH llegó a la conclusión de que las fuerzas de seguridad emplearon sus armas de servicio durante las manifestaciones, causando la muerte de 27 manifestantes”, señala el informe definitivo sobre las supuestas violaciones cometidas entre el 1 de abril y el 31 de julio, periodo en el que murieron un total de 124 personas.

Comparte en tu muro