Pacú, recurso útil para las familias de escasos recursos

Enormes y nutritivos

Fruto de un trabajo de años que se proyecta con expectativa y mucho optimismo a nivel de las pequeñas fincas rurales, el Viceministerio de Ganadería y el Gobierno de la República China en Taiwán entregaron 50.000 alevines de pacú a la Itaipú Binacional y al propio Ministerio de Agricultura y Ganadería como estímulo a la producción piscícola nacional.

Los alevines fueron criados en un centro productivo especialmente diseñado para el efecto en la jurisdicción de la ciudad de Eusebio Ayala, departamento de Cordillera, hasta donde acudieron autoridades nacionales y de la Embajada taiwanesa, que protagonizaron un acto colorido con la presencia de estudiantes y numeroso público.

“Para nosotros, este es un día de fiesta de la producción, porque estamos poniendo en marcha el anhelado sueño de que la producción de peces tenga respuesta positiva en la población, especialmente en lugares vulnerables donde con seguridad contribuirán significativamente para la alimentación de las familias y también como fuente de ingresos, entre otras ventajas comparativas con otros rubros de la agricultura familiar”, afirmó la Dra. Susana Barúa, directora de Acuicultura del Viceministerio de Ganadería.

La Dra. Barúa es considerada una de las principales impulsoras de la acuicultura en el Paraguay, que en corto lapso de funcionamiento ha logrado instalar cultura productiva en ciertos sectores del país, lo cual ha servido como fuente de réplica para otros núcleos poblacionales donde tiene mucha respuesta, como por ejemplo en algunas comunidades indígenas del Departamento de Caaguazú.

Durante los últimos años, el desarrollo acuícola estuvo regido por el Plan de Acuicultura Sostenible del Paraguay, que después de mucho esfuerzo, lobbys e insistencia ante los órganos correspondientes logró convertirse en Proyecto, y de esa manera se abren las puertas para encarar programas formales, incluso con la participación de la ayuda extranjera.

“Evidentemente, se trata de un trabajo de largo aliento que requiere su dosis de esfuerzo, disciplina y perseverancia, con la seguridad de que se tendrán frutos abundantes y adecuados que contribuirán al mejoramiento del nivel de vida de las familias”, expresó la Dra. Barúa.

Señaló como puntos positivos para la práctica de la piscicultura la abundancia de recursos hídricos en el país, la bondad del clima, medio ambiente totalmente saludable y otros factores vinculantes.

Muestra esto a tus amigos en las redes
Escribe un comentario
1
×
Hola!! Envíanos un mensaje al WhatsApp de RADIO SOY, Vuelve a darle un click al icono para escribirnos.
error: RadioSoy.com